14 Sur » Sensación De La Habana: cultura centroamericana en Valdivia
Redes sociales 14 Sur

Sensación De La Habana: cultura centroamericana en Valdivia

Publicado el 20 Sep 2014
Por :

Sensación De La Habana

La pasión y el sacrificio han sido las principales fortalezas de este grupo dedicado a la enseñanza de los bailes caribeños y al origen de estos. 

Suenan los bongós, los timbales, las tumbadoras, los trombones, la trompeta, la campana y todos los instrumentos que dan vida a los ritmos centroamericanos. Cristián, en esta ocasión acompañado de Darling, alienta fervorosamente a sus alumnos para que se preparen y así poder dar inicio a una nueva clase.

Desde hace algunos años, Valdivia se ha convertido en una cuna emergente de exponentes y propulsores de la cultura centro y latinoamericana. Es así como hallamos a Cristián Matus, Darling Hualme, Jaime Garrido y la recién incorporada Sofía Otárola, instructores de baile en “Sensación De La Habana”, un espacio que busca transmitir y enseñar las diversas técnicas de la bachata urbana, salsa en línea, salsa cubana, entre  otros estilos de similar procedencia geográfica.

Pero esta iniciativa no tuvo un comienzo sencillo, pues la perseverancia y el sacrificio fueron fundamentales para continuar con el mismo espíritu y alegría que actualmente expresan en cada una de sus clases.

Ya instalados en el histórico edificio del Club de la Unión –ubicado en el centro de Valdivia- Cristián, Darling, Jaime y Sofía no sólo se preocupan de formar bailadores, sino que también deben estar en una constante capacitación y adquisición de nuevos conocimientos.

Por esta razón desde de su creación, “Sensación De La Habana” ha tenido como motivación “difundir y mantener vigentes los bailes latinos en Valdivia, dejando de lado la centralización que también existe en esto (el baile). Por eso buscamos rescatar los diferentes ritmos latinos y enseñárselos a nuestros alumnos”, revela Darling.

Asimismo, Cristián menciona que complementario a lo que expresa su compañera de baile, durante las clases se explica lo teórico para sumarlo a lo práctico y así transmitir el conocimiento necesario para comprender esta pasión por bailar. “Debemos conocer de dónde nacen los bailes; los orígenes, la identidad de cada país, su cultura y su historia”, confiesa el instructor.

Es por eso que se vuelve imprescindible fortalecer las aptitudes ganadas a través de la experiencia; capacidades que se deben mejorar constantemente e ir adquiriendo nuevas, siempre en beneficio de sus pupilos y  la difusión de la cultura centroamericana.

Sin embargo, este perfeccionamiento se debe complementar con lugares donde todo el aprendizaje pueda ser manifestado de forma improvisada y en un ambiente fiestero; por ende, “Sensación De La Habana” también se ha dedicado a organizar múltiples fiestas en varios locales característicos de la bohemia valdiviana, donde los ritmos centroamericanos son los protagonistas.

Más allá del baile 

Es impresionante darse cuenta del aumento de interés que han tenido los ritmos latinos en los últimos años, en especial la salsa y la bachata. Esto se debe principalmente a los diversos beneficios que abarca el baile, algunos de ellos son:

Liberación de endorfinas: Uno de los mayores beneficios de bailar es el aumento de endorfinas que liberamos al practicar esta actividad. Estas diminutas proteínas son las responsables de estimular la sensación de bienestar o alegría, por eso su importancia para nuestro cuerpo y mente.

Mejor percepción de la autoimagen: Aumenta paulatinamente la autoestima, lo que conlleva a que quienes realizan estos bailes se sientan más felices consigo mismos.

Danza y ejercicio: Bailar es un entrenamiento aeróbico que ayuda a bajar de peso y pone en forma el cuerpo, por lo cual ésta es una divertida manera de quemar esas odiadas calorías extras.

Nuestro cuerpo: Otro beneficio es el aumento de la capacidad respiratoria, resistencia y equilibrio. Además, bailar se considera un excelente entrenamiento cardiovascular, el cual también ayuda a la memoria y postura corporal.

Terapia: Bailar es considerada una terapia liberadora de estrés, asimismo se logra que el individuo tenga más seguridad en sí mismo, sea más proactivo y mejore sus relaciones interpersonales. Por otro lado, uno de los estudiantes en “Sensación De La Habana” confiesa que gracias a estas clases pudo superar una fibromialgia que lo llevó a una fulminante depresión, dejando en evidencia las propiedades curativas que posee el baile.

Bailando hacia el futuro 

Uno de los próximos proyectos que comparte este heterogéneo grupo de personas, es continuar con su iniciativa de dar a conocer nuevos estilos de baile en nuestra ciudad, propuesta que se complementaría con un espacio donde puedan poner en práctica todo lo aprendido.

“Nos gustaría que se conforme una salsoteca formal, ya que Valdivia es la única ciudad del sur que no tiene una… O incluso pensar en la apertura de una latinoteca. La idea es hacer ruido para llevar a cabo proyectos tan grandes como estos”, confiesa Cristián.

Sin embargo, el gran sueño que comparten Cristián, Darling, Jaime y Sofía, junto a sus alumnos, es que tome fuerza la idea de inaugurar una academia, para que así tengan un lugar adecuado para la difusión de lo que todos ellos aman: bailar, bailar y seguir bailando; una pasión sin fronteras.

Las clases tienen un valor de 11 mil pesos mensuales por pareja y siete mil por persona. Estas se realizan los días martes, miércoles y jueves en el Club de la Unión.

 Facebook: www.facebook.com/sensaciondelahabana