14 Sur » Rugby a la valdiviana
Redes sociales 14 Sur

Rugby a la valdiviana

Publicado el 21 Oct 2014

Ni la lluvia, ni el barro, ni el viento son impedimento para que los amantes de este deporte se reúnan y salgan a tacklear. Al contrario, dicen que los beneficia y que tienen ventajas por sobre quienes juegan en climas más secos. Este es el panorama del club de rugby Austral, rugby con sello local.

Lo primero que a muchos se le puede venir a la mente al pensar en el rugby son los seleccionados neozelandeses, quienes cada vez que salen a la cancha vestidos en riguroso negro realizan un grito de guerra llamado Hacka. Otros, simplemente piensan en golpes. Pero el rugby es mucho más que eso.

“Es un deporte inclusivo. No es elitista como muchas personas suelen pensar. Además no es violento, a pesar de parecer bruto. Enseña valores que se transforman en parte de la vida. Más que un deporte, es un estilo de vida”, dice Patricio Jara, profesor de educación física y rugbista hace más de 11 años. En un principio, al igual que muchos que conocen poco de este deporte, Jara no se sentía atraído por el rugby, pero luego de jugar un par de veces en la universidad se empezó a apasionar llegando hoy a ser entrenador del Club de Rugby Austral de Valdivia.

Y no es el único, Isaac Henríquez, presidente del mismo club, cuenta que come y respira rugby todos los días. Oriundo de Valdivia, este jugador recuerda con nostalgia la evolución de este deporte en la ciudad y en toda la región. “Hace diez años el panorama era distinto. No era tan fácil conseguir pelotas y otros implementos necesarios, lo que no pasa hoy. De la misma forma, éramos pocos los que jugábamos, hoy son muchos más. Incluso en Paillaco hay un estadio exclusivo para este deporte, el cual fue financiado por la Municipalidad”, explica.

Valores más allá de la cancha

El rugby es un deporte de contacto en equipo que nació en Inglaterra durante el siglo XIX. A nuestro país llegó de la mano de los inmigrantes ingleses que se asentaron en las salitreras y en el puerto de Valparaíso. Y de ahí se empezó a expandir por el resto de las regiones. Actualmente, existen más de 150 clubs de norte a sur entre los cuales hay selecciones escolares, universitarias, clubes privados e incluso equipos femeninos. Este interés ha llevado a que exista una Federación Chilena de Rugby la cual contempla una serie de campeonatos a nivel local.

En cada partido se enfrentan dos equipos de 15 jugadores, aunque existe una variación llamada Seven, en la cual hay siete jugadores por equipo. Se practica con un balón ovalado y el objetivo es anotar la mayor cantidad de puntos y evitar que el equipo contrario tenga la pelota. Para esto está permitido atacar y tacklear al contrincante que lleva el balón.

“En el rugby hay técnicas, hay protección, no es llegar y golpear. No es violento, pero si agresivo. Vas fuerte, vas a chocar, pero no de forma mal intencionada. Solo el portador de la pelota puede ser tackleado, para eso hay reglas y técnicas que deben ser respetadas”, cuenta Jara.

De hecho, ambos jugadores explican que uno de los aspectos fundamentales de este deporte es compartir con el resto del equipo más allá de los partidos. La camaradería es tan importante que gracias a esto nace el ya tradicional “tercer tiempo” que hoy se usa en diferentes deportes y que hace alusión a reuniones sociales entre árbitros, entrenadores, jugadores e incluso parte del público con el fin de seguir compartiendo.

Por esta razón, ambos deportistas saben que los sacrificios que han afrontado como club durante todos estos años valen la pena. “Pasamos de ser un equipo que dependía de la Universidad Austral a ser uno independiente. Actualmente somos campeones en el sur y en todos los campeonatos en que participamos siempre llegamos a las finales”, comenta con orgullo Henríquez.

rugby-octubre

Pero no solo en Valdivia existe un gran interés por jugar este deporte, sino que en toda la región. Ambos rugbistas cuentan que “gracias a internet y la explosión que hubo a nivel nacional, hay muchos más interesados”.

Isaac Henríquez explica que una de las razones se debe a que otros deportes “muchas veces se limitan a las habilidades y destrezas personales, pero en el rugby pasa lo contrario. Todos tienen distintas destrezas y se desarrollan dentro del equipo, todos se ajustan. Da lo mismo si eres gordo, flaco, alto o bajo, todo el mundo puede jugar, independiente de sus capacidades”.

Pese a los grandes éxitos que se han logrado, los que incluyen tener jugadores en la selección nacional, o estar en una etapa formativa con las ligas infantiles, quienes son parte de este mundo comentan que lo que se necesita es mayor apoyo.

“Hemos tenido aporte de privados, de algunas empresas, pero aun no es suficiente ya que estamos apuntando a una cuna que son los infantiles. Estamos formando nuevas generaciones y para eso necesitamos más apoyo”, explica Henríquez, quien agrega que “el rugby, sobre todo en Valdivia, sigue estigmatizado como de elite, pero si tu sales a Paillaco, te das cuenta que en tres años han tenido más logros que los que hemos tenido nosotros y con aporte municipal. Empezaron con equipo juvenil, ahora hay adultos y niños, es envidiable lo que hacen ellos”.

Ambos deportistas están orgullosos de su equipo, de sus compañeros de cancha y de todos los logros obtenidos. “El rugby es un estilo de vida, uno tiene una hermandad que te acompaña. Nos cambia el chip. Te da disciplina y aprendes que todos en la vida tiene fracasos, pero te enseña a afrontarlos”, finaliza Jara.

Para más información: http://www.facebook.com/ClubDeRugbyAustral

Por Michelle Carpentier