14 Sur » Cuidados del vehículo en invierno
Redes sociales 14 Sur

Cuidados del vehículo en invierno

Publicado el 17 Jul 2014
Por :

El invierno es una época que exige mayor conciencia a los conductores, y asimismo exige que el vehículo esté en perfectas condiciones, porque tanto el frío como la lluvia demandan mayor eficiencia de los automóviles, y por ende de quiénes los conducen.

plan-renove-neumaticosDurante el invierno, es común conducir sobre pavimento mojado y con poca o a veces mínima visibilidad, esto debido a que las lluvias impiden ver con claridad la distancia real entre los vehículos. Por lo mismo, hay que considerar que estos factores exigen el máximo desempeño de los componentes de nuestros automóviles.

Es fundamental que en esta época de invierno, con mucha lluvia y heladas, los neumáticos de  los vehículos se encuentren en buenas condiciones, y por lo mismo, es necesario fijarse en que sean de buena calidad y con certificación internacional por ejemplo  (DOT USA y E4 Europa).  Dentro de toda la gama de alternativas que existen en el mercado, lo ideal son los llamadas toda estación porque soportan de buena manera los caminos del sur. Los neumáticos más económicos a nivel mundial son los que no cumplen con esta normativa de calidad y los llamados   “de verano”, dado que ellos tienen menor capacidad de agarre, de evacuar agua y de frenado   por citar unas prestaciones que adquieren relevancia frente al clima invernal y que eventualmente pueden causar menor  desempeño del vehículo ante situaciones de alta exigencia.

La ley chilena dice que los neumáticos deben tener a lo menos dos milímetros de profundidad en la banda de rodado, que es el elemento que está en contacto con el  pavimento. En SALFA  SUR buscando siempre la seguridad de nuestros clientes,  aconsejamos seguir los usos de países desarrollados con climas similares a los nuestros en donde cambian los neumáticos cuando la banda de rodado tenga tres milímetros a lo menos, esto porque aquí los altos niveles de humedad, frío y escarcha, hacen que necesitemos que los neumáticos tengan un  huella más profunda  en su banda de rodado, ya que eso entrega una mejor capacidad de agarre, de frenado y de botado del agua bajo la lluvia.

En cuanto a la presión de los neumáticos, es importante seguir las indicaciones del fabricante, y que el usuario revise éstas por lo menos una vez a la semana, así, el neumático puede desempeñarse  en un 100% las condiciones para las que fue diseñado. Siempre aconsejo a los automovilistas tener su propio marcador de presión para evitar distorsiones.

¿Qué pasa con las baterías?

Antiguamente no existían las baterías para encender los vehículos, era una manivela la que realizaba este ejercicio. Sin embargo, desde su nacimiento se ha transformado en un pilar fundamental de los vehículos actuales. Por lo mismo, hay que saber cómo mantenerlas en perfectas condiciones para sacarles el mejor provecho y funcionamiento.

En invierno, los motores están mucho más fríos, y sacarlos de la inercia hace que la potencia de la batería junto con el motor de arranque sea más fuerte, entonces es importante que las baterías estén en óptimas condiciones.

Dentro de los cuidados y mantención de la batería es importante la sujeción. Hay que fijarse que esté bien asentada en su cajuela, es decir, que no esté vibrando, verificar que estén instalados los soportes y que la conexión adecuada y que los bornes estén muy bien sujetos. ¿Por qué es importante? Porque el movimiento continuo de la batería puede significar la pérdida de la vida útil de la misma y que se produzca un corto circuito en el vehículo.

Una batería en condiciones normales generalmente su vida útil es der 2 años para un vehículo particular y 1 año para locomoción colectiva y o de uso de trabajo, y es recomendable verificar  la fecha de fabricación para ir renovándola en el período que corresponde y así no pasar contratiempos como quedarse en panne en el lugar menos conveniente.

Algo no menor en lo que hay que fijarse en invierno es en el sistema eléctrico del auto, ya que  el vehículo puede tener buenos neumáticos, y una batería bien cuidada, sin embargo, una vez que realizó el arra

nque y ya partió, es el sistema eléctrico el que transmite la energía. Si el sistema eléctrico no está en óptimas condiciones dañara la batería o puede incluso dañar el funcionamiento vehículo, nuestra empresa ofrece a nuestros clientes una revisión gratuita del sistema eléctrico y de la batería la cual recomiendo hacerla en forma mensual.

Así  es como, en toda época del año, pero principalmente en este invierno que comenzó con bastante lluvia y frío, es fundamental preocuparse de que los vehículos, y todos sus componentes, se encuentren funcionando correctamente.

Por Carlos Verdugo, Gerente del Área Neumáticos, Baterías y Lubricantes de SALFA SUR